El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

4/9/09

Un poema de Inma Luna


NI NADIE


Nadie me conoce.

Ni mi psiquiatra.

Ni la alcachofa de la ducha.

Ni mi taza de café.

Ni mis pestañas.

Nadie sabe nada de mí.

Nadie me ha descubierto todavía.

Ni mis sujetadores.

Ni mis bragas.

Ni mi pinza de depilar.

Nadie se asoma a mis zonas estrechas.

Nadie sabe encontrarlas

Nada me araña.

Ni mi cepillo de dientes.

Ni los chicles.

Ni los vasos de leche desnatada.

Nada entra en mi cuerpo.

Todo lo cruza.

Todo pasa de largo.

Como el viento en las casas con dos puertas.

Nada se lleva nada.

Nadie.



(De Nada para cenar, LFC Ediciones, Béjar. 2005)

4 comentarios:

Ada dijo...

Nada permanece y nada nos retiene.
Estupenda Inma Luna, sus poemas siempre me dejan un mensaje.
Besos

Javier Belinchón dijo...

Inma tiene muy buenos poemas y este es un buen ejemplo de ello.

(también felicitaciones por la anterior entrada al libro de Hasier).


Un abrazo.

BACO dijo...

Saludos a los dos. Yo estoy a la espera de poder leer su libro de relatos. A ver si lo consigo.

Bexos y abrazos

AuROraZa dijo...

Saludos.

Simple y sencillo pero estridente al oido.

Todavía resuenan sus campanadas...¿oiremos algo o nos habremos quedado sordos?