El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

21/9/09

Un poema de Antonio Crespo Massieu


ALGUNAS PRECISIONES
(EN FORMA DE CARTA)


Señor Presidente
ya es hora de deshacer
al menos
(entre otros muchos)
un grave equívoco
Usted
dice gustar la poesía
retener versos en la memoria
sentir el sosiego solaz
y perenne incitación
que proporcionan siempre los clásicos
(como quien dice valor seguro
en términos de mercado)
y aún con frecuencia
(eligiendo con prudencia y tino)
los modernos nuestros contemporáneos


Si esto es cierto
y abundan motivos para creerlo
(lo afirman todos sus hagiógrafos)
aquí hay
Señor Presidente
al menos
un grave
un gravísimo
equívoco


La poesía
créame usted
es rigor
palabra exacta
pesa y sopesa
uno a uno
los vocablos
aquilata cada pausa
lo dicho lo apenas nombrado
incluso el silencio
cada letra cada mínimo signo
créame usted
Señor Presidente
es cuestión de conciencia
y en ello le va la vida
el mundo
a cada poeta


Nada debe faltar
o sobrar
pues el poema
no es cosa de adorno
barata ternura o sentimientos de alcanfor
Aquí
la palabra
hiere traspasa
se hace carne
respira y tiembla
por eso permanece
vence al tiempo
nos convoca a través de siglos
No es cosa de juego
(aunque pueda ser un juego)
ni tan siquiera adormidera
un revolar de hipidos
o un lánguido fru fru


Señor Presidente
créame usted
un poeta o un lector
uno cualquiera entre miles
jamás equivocaría hasta tal punto
jamás traicionaría hasta tal punto
jamás ensuciaría hasta tal punto
las palabras
Por ellas vive
a ellas se debe
son fidelidad y sustento
y esto
créame usted
es ante todo una cuestión de conciencia


Usted
Señor Presidente
ha escogido sus palabras
conflicto ayuda humanitaria daño colateral
ha decidido nombrar así
lo que cualquier poeta cualquier ciudadano
casi cualquier niño o niña llama
guerra destrucción barbarie asesinato
Y estas palabras
Señor Presidente
lo sabe el más torpe de los poetas
(y son casi legión
lo atestigua quien esto escribe)
y aún el más reciente de los lectores
no son intercambiables
La distancia entre ellas
es la que media
entre la decencia y la ignominia
entre la poesía y el crimen
Y créame usted
Señor Presidente
esta distancia
es un abismo


Usted
Señor Presidente
ha escogido
sus palabras


No se confunda
serán las suyas
nunca las nuestras
serán las del crimen
nunca las de la poesía


De su libro "En este lugar" (Fundación Kutxa, Donostia- San Sebastián, 2006) que obtuvo el “Premio de Poesía Kutxa Ciudad de Irún” 2006.


El sábado disfruté de una lectura memorable en la librería Traficantes de sueños.

Algún asistente preguntó el porqué del adjetivo "crítica".

En fin, vendrán muchas más noches rojas como aquellas Red Box de finales de los setenta.


Foto de Antonio Crespo Massieu extraida del blog Voces y miradas (gracias)

2 comentarios:

Ada dijo...

La poesía no conoce ciertas palabras. Hay quienes opinan que con algunas palabras se puede, dicen, hacer poesía.
Buen descubrimiento, no le conocía como poeta.
Besos

BACO dijo...

Pronóstico para 2010: "El peluquero de dios" finalista del Setenil.
Al tiempo.