El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

4/4/14

"Ardimiento", reseña en últimoCero


Gsús Bonilla y Esteban Gutiérrez Gómez. Foto: Federico Romero

Poemas que arden

Esteban Gutiérrez Gómez (Bacø) acudirá este viernes a la librería A pie de página para presentar `Ardimiento´, su primer poemario
Laura Fraile
Valladolid
Prometió a una amiga que al cumplir los 50 años publicaría su primer libro de poesía y unos pocos días antes de que llegara la fecha de su cumpleaños (16 de marzo), cumplió su propósito. Él es Esteban Gutiérrez, un narrador madrileño que ha publicado media docena de novelas y que reconoce que, aunque lleva escribiendo poesía desde hace muchos años, hasta ahora sólo la había dado a conocer a través de la publicación de varias plaquettes. Una parte de todos esos poemas aparecen ahora en `Ardimiento´, una obra editada por Zoográfico que abarca algunos de los versos que este autor ha ido escribiendo desde el año 2001 al 2012.
Este poemario está dividido en tres partes. Así las describe Esteban: "La primera, llamadaMaterial combustible, está formada por esa poesía a la que siempre suelo acudir cuando necesito escribir un poema o cuando éste se me revela. Después está Incandescencias, que está formada por poemas que he escrito desde el año 2009 hasta ahora, donde incluyo una poesía que está bastante indignada. En ella hay una gran presencia reivindicativa que busca contrarrestar la pérdida de libertad a la que estamos asistiendo. En la tercera parte, llamada La reacción del oxígeno, busco sanar la barbaridad que nos rodea a través de lo íntimo, la amistad o el amor. Es una vuelta a las relaciones humanas".
Los versos de `Ardimiento´ están incluidos en una edición especial con formato de libreta. "Es un libro artesanal. Ya había visto el de Naveiras (otro de los autores incluidos en esta colección de Zoográfico) y me había gustado mucho, ya que guarda un cierto parecido a los libros de poesía que hacíamos de adolescentes. Tenía ganas de hacer un libro único que además tiene el valor añadido de las ilustraciones realizadas por parte de Quino Romero y la maqueta que ha hecho Rodrigo Córdoba", explica su autor, quien presentará este poemario en una doble cita que comenzará a las 20 horas en la librería A pie de página y que proseguirá a partir de las 21:45 horas en el bar La Curva.
Este libro ha sido prologado por el poeta Gsús Bonilla, con el que Esteban mantiene una relación de amistad. "Nos conocimos en unas jornadas celebradas en el Bukowski Club, cuando yo era profesor de relato corto y estaba inmerso en la lucha de la defensa del cuento como género literario mayor. Esta lucha me llevó a publicar un manifiesto al que Gsús respondió con el ofrecimiento de crear con él la revista Al otro Lado del EspejoCon el tiempo se ha convertido en una de esas personas a las que dejas lo próximo que quieres publicar para que lo lea, aunque también sucede a la inversa. Gsús se ha encargado de dar coherencia a este libro", continúa Esteban, quien reconoce que es un fiel seguidor de muchos otros poetas españoles como David González, Vicente Muñoz Álvarez, José Ángel Barrueco o Antonio Orihuela. "Me siento muy identificado con todos ellos. Su poesía es real, visceral, muy honesta", indica al respecto de estos autores.
Aparte de este poemario, Esteban ha publicado cuatro novelas. La primera, titulada `El laberinto de Noé´ (2008), cuenta el encuentro entre un anciano y un joven en un taller literario. Un año después llegaría `El colibrí blanco´, una obra surgida a raíz de una conversación con el escritor Julio Llamazares sobre los maquis que le inspiró para narrar la historia de un hombre de un pueblo de Segovia que había vivido la guerra civil. En el año 2011 Esteban publicó `La enfermedad del lado izquierdo´, una novela a la que su autor describe con estas palabras: "Es un libro sobre la condición humana en la que se narra la historia de un hombre que tiene una vida normal con un trabajo, una familia y una hipoteca pero al que le gustaría tener una vida más cercana a la naturaleza". Finalmente, con`13.0.0.0.0 (theREVOLUTIONisNOW)´ (2012), su cuarta novela, recogió el ambiente de los días en los que la Puerta del Sol apareció repleta de carpas de gente indignada.
Esteban, que ha participado en antologías como `Spanish Quinqui´, `Narrando contracorriente´ o `El descrédito. Viajes narrativos en torno a Louis-Ferdinand Céline´, ha coordinado recientemente junto a Patxi Irurzun el libro `Simpatía por el relato. Antología de cuentos escritos por rockeros´ (2010), una obra en la que participan 32 cantantes de rock de bandas como Siniestro Total, Barricada o Mamá Ladilla. Esta obra, que fue presentada en una larga gira por toda España, ha dado lugar a un diario de ruta llamado`Gente simpática´, un libro escrito por el propio Esteban a raíz de esta experiencia que ha sido publicada hace unos meses dentro de la colección Zigurat del Ateneo Obrero de Gijón.

2/4/14

Perdidos...

A lo largo de nuestra crónica documental 
contaremos con el testimonio de distintos 
Autores Perdidos 
como José Ángel Barrueco, Salva Rubio, Vicente Muñoz Álvarez, 
Alfonso Xen Rabanal, David González, Pepe Pereza, Adriana 
Bañares, Javier Vayá, Pablo Cerezal, Maica Bermejo, Jose 
G. Cordonie, Álex Portero y otros muchos.

Las intervenciones de cada uno de ellos, se realizarán logrando
de manera emotiva y sincera, sumergirnos en sus 
incomparables identidades literarias y personales.

Ya es hora de que esos escritores que siempre he llamado "Los chicos del 
otro lado" tengan visibilidad, sean reivindicados. 

29/3/14

Me gusta el poemario de Baco, Ardimiento...

porque me siento identificado 
porque puedo apreciar influencias comunes
porque tiene una fácil comprensión
porque no hubiera imaginado nunca un mejor formato/acabado para un poemario
porque lo tengo dedicado

...................................................
"Hoy, por fin , he pagado
la deuda con Satanás
y he dejado de verlos
sufrir por mí."
...................................................
"Así que ya lo sabéis
se subasta un pedazo de alma
para seguir malviviendo."
...................................................
"todos mis poemas
acaban convirtiéndose
en cruces,

    en
    mi 

 propia
  cruz."
..................................................

Y no voy a desgranar más, para que si decides pillarlo, puedas descubrir los poemas completos y degustar el libro por ti mismo/a.




GRACIAS, JAVIER PASCUAL

25/3/14

"Gente simpática" en Literaturas.com

"…este libro está cargado, repleto de verdad y no le hace falta adornarse con metáforas. Se sostiene por sí mismo, sin artificios. Es auténtico…"

Miguel Baquero para Literaturas.com, gracias amigo

 En la fotografía una muestra de esta gente simpática de la que hablo en el diario.

21/3/14

Celebramos el día de la poesía en las bodegas de Aranda de Duero



ARANDA DE DUERO
 Viernes 21 de marzo de 2014

19:00 horas
POESÍA EN LAS BODEGAS II
(BODEGA EL NIÑO DE LA CAPEA)
con
Ángel Petisme
Esteban Gutiérrez (Baco)
Javier Pascual


22:30 horas
FIESTA SIMPÁTICA
(GRAN CAFÉ BOLA 8)

Con Esteban Gutiérrez (Bacø) 
la actuación de las bandas de rock arandinas

THE DISASTER COMEDY y SIMULACRO



Presentación del peomario Ardimiento 
y del diario Gente simpática.



20/3/14

Esta noche "arderemos"


Llevo escribiendo poesía desde el año 2001, en el que volví a la escritura tras un parón de años. Iba formando pequeños cuadernos con  doce, dieciséis, veintiún poemas cada uno. El primero tenía nombre: "Cosas que de verdad importan". Se trataba de vaciarme sobre el papel para alejar los monstruos, de escribir para limpiarme por dentro. Llegué a formar cinco plaquettes. El último de ellos, el que más poemas tenía, se llamaba "No te cortes" y lo escribí durante los años 2011 y 2012. Es el más cañero, porque mi ser interior me pedía rebeldía y no tragar con la basura social y política que, institucionalizada, está pudriendo corazones.

Surgió la posibilidad de publicar esos poemas. No todos, claro, había que hacer una selección. Hice la criba (con dolor) y los clasifiqué por épocas, manteniendo algunos de los títulos de los cuadernos. Con esos mimbres monté una presentación en El dinosaurio de mi amiga Marisol Torres un viernes de mayo de  2013. Era algo especial, porque me acompañó el bluesman Miguel Ángel Cortés. Me apetecía leer con su guitarra eléctrica meciendo los versos, con sus temas refrendando algunos de los poemas (o viceversa). El poeta Gsús Bonilla, que estuvo allí, me pidió el proyecto de poemario y encontró el hilo común que le daba sentido. Los cuadernos cambiaron de nombre y de significado, los poemas se mezclaron formando un ideario y el resultado es este Ardimiento. No se presenta un poemario sino ni una selección antológica de mis poemas. Más metafóricamente hablando (o quizá no, quizá sea la realidad), se presenta una esfera de fuego. 


Jueves 20 de marzo

21:00 horas


Presentación de

ARDIMIENTO

Antología poética de

Bacø

en


calle Ave María, 39

(Metro Antón Martín)



Poetas invitados:


Gsús Bonilla,

Aranxta Oteo,

José Naveiras,

Quino Romero,

Diego Lebedinsky

y +++

17/3/14

Presentación de "Ardimiento"




Queridos amigos:

Es una gozada poder anunciaros la presentación de este libro de poemas llamado Ardimiento. Y lo es porque nunca pensé que llegaría el momento de ver publicado algo de mi poesía y, desde luego, nunca en un formato tan bonito, tan esférico  y con tantas manos dedicándose a darle valor añadido.

Porque Ardimiento contiene una selección de mi poesía y abarca desde aquel primer poema titulado “Cosas que de verdad importan” (2001) hasta la actualidad. Ardimiento más que un poemario es una breve antología poética. Y mi aportación al libro concluye en donar una cuarta parte de vaciamiento para este proyecto literario.

Luego llegó Gsús Bonilla, que se encontró con un cuaderno llamado No te cortes y, con los mismos ladrillos, construyó una casa, con sólidos muros y ventanas que miraban hacia dentro, hacia el calor y la luz que nos anima a vivir, y hacia el rugido de tripas que nos fuerza a protestar, y hacia el ano dolorido de tanta mala follá que nos están dando.

Y todo lo vistió de imágenes Quino Romero, con sus collages imposibles que fomentan la imaginación, como los juegos surrealistas de los atraídos por el sueño. Y la llama, moradísima, del pebetero de la ira, y la misma llama violeta en la antorcha del amor y la amistad, y la misma y poderosa llama en el pecho del ser errante que deambula por el bosque o vaga por las atestadas calles de la ciudad.

 Y aquello, que ya es algo sólido, palpable, lo ordena Rodrigo Córdoba, lo da sentido, lo mira antes siquiera de poder ser visto para transformarlo en libro, con sus hojas numeradas y su aspecto de pájaro de fuego. Y, en el taller  de Peña Ubiña en Vallekas, monta portadas y contras de basto cartón, tinta los sellos y humedece las vistas con una buena dosis de felicidad. Eso sí, con crudos remaches de acero que nos anclan en la realidad.

Así que no se presenta un poemario, se presenta una esfera, algo que no tiene comienzo, ni final, y ni a uno y ni a otro se les busca. Algo difuso producto de muchos corazones, llamémosle energía, llamémosle vida, llamémosle esperanza, llamémosle fuego. 

Porque en Ardimiento un ser llamado Bacø, que me posee y hace feliz a ratos, escribe sobre el papel retazos de su alma, tan oscura y atormentada como la de cualquiera, y tan inquieta, tan vehemente y visceral, tan sumamente humana, que es posible que la lectura transmita el calor del alma.

Ojala se extienda la llama. Ojala me puedas acompañar. 




Jueves 20 de marzo

21:00 horas


Presentación de

ARDIMIENTO

Antología poética de

Bacø

en


calle Ave María, 39

(Metro Antón Martín)



Poetas invitados:


Gsús Bonilla,

Aranxta Oteo,

José Naveiras,

Quino Romero,

Diego Lebedinsky

y +++

14/3/14

El viernes 21 estrenamos primavera con vino y poesía ( y rock y simpatía más tarde) en Aranda de Duero


ARANDA DE DUERO
 Viernes 21 de marzo de 2014

19:00 horas
POESÍA EN LAS BODEGAS II
(BODEGA EL NIÑO DE LA CAPEA)
con
Ángel Petisme
Esteban Gutiérrez (Baco)
Javier Pascual


22:30 horas
FIESTA SIMPÁTICA
(GRAN CAFÉ BOLA 8)

Con Esteban Gutiérrez (Bacø) 
y la actuación de las bandas de rock arandinas

THE DISASTER COMEDY y SIMULACRO

12/3/14

Otro cartel de la Fiesta simpática




Jueves 13 de marzo, 
20:30 horas, 
fiesta del libro "Gente simpática" 
LA ESQUINA DEL ZORRO
Calle Arroyo del Olivar (Vallekas) 

Presentará FELIPE ZAPICO y de tertulianos, hablando de literatura y rock´n´roll tendremos al cantante, compositor y escritor KIKE TURRÓN, al cantante, compositor y locutor de radio CARLOS PINA, y al escritor y locutor JOSE LUIS MORENO-RUIZ, más alguna sorpresa. Después de la charla nos regalan un acústico LILITH (Agnes y su guitarrista, Albert) junto con ALFREDO PIEDRAFITA. Puede que logremos un anticipo de ese nuevo proyecto musical que acaban de anunciar.

11/3/14

Un relato de José Luis Moreno-Ruíz (que también estará el jueves 13 en la fiesta de "Gente simpática")



Un gallego, propietario de un restaurante gallego sito en Madrid, intentó amaestrar a un pulpo, para que grácilmente moviera sus rabas al son de la gaita. Para estimular al pulpo, el gallego, mientras tocaba la gaita, rociaba con la mano libre al animal. Lo rociaba de vinagreta. El pulpo no hacía progresos en el aprendizaje de la danza. Y de tan rociado como estaba, acabó macerado en vida, tierno y sabroso de aspecto. Cuando al fin decidió el gallego matarlo y servirlo en su local, empezó el pulpo a danzar por muñeiras. Indultado por su propietario, buen danzante ya el pulpo, se hizo famosísimo. Tanto que, al cabo de un tiempo, pasó a engrosar las filas de los Coros y Danzas de la Sección Femenina del Glorioso Movimiento Nacional. De ahí ese esparrancarse —mimetismo emocionado— con fétido aroma pulposo y podrido que tenían las mujeres falangistas y danzarinas. El pulpo, buen alumno, aprendió a no cambiarse de bragas, esa condición indispensable que ya hizo de la Reina Isabel la Católica embrujo de marea baja mariscadora en los páramos de las muy nobles y muy fieles tierras de Castilla y de León.

JOSÉ LUIS MORENO RUIZÁngeles en mis cojones, Moreno Ávila, Madrid, 1989, 237 páginas.

10/3/14

"Un libro lleno de verdad...diferente, genuino y de gran calidad." Reseña sobre "Gente simpática" por Miguel Baquero para El Heraldo del Henares


por Miguel Baquero - 09-03-14 
Gente simpática 
Esteban Gutiérrez/Baco 
    Confieso que, cuando el autor me hizo llegar este libro (con un fuerte abrazo, como acostumbra él a puntualizar), la acogida por mi parte fue bastante escéptica.
   
    Como me explicó, Gente simpática se asentaba sobre una base bastante sencilla: hace algunos años, E. Gutiérrez, junto con el también escritor y cuentista Patxi Irurzun, tuvieron la idea de pedir a la gente del rock que les escribieran relatos; relatos que posteriormente se reunirían en un volumen titulado Simpatía por el relato: Antología de cuentos escritos por rockeros.
   
    Pues bien, este Gente simpática (The Sympathy Tour) era la crónica de cómo, una vez dicha antología de relatos salida de imprenta, los autores organizaron una especie de gira, muy parecida a las musicales, por diferentes ciudades de España para dar a conocer el libro, siempre con la ayuda de algunos de los autores de los cuentos y otros músicos amigos, que o bien daban conciertos (eléctricos a veces, otras acústicos, dependía de la sala) o bien subían al escenario a leer su relato.
   
     “Gente simpática” se adornaba con un cuadernillo central de fotos y… bien, como decía, cuando el autor me lo entregó no pude dejar de pensar que no era más que un libro de circunstancias publicada a mayor (y única) satisfacción de los intervinientes.
   
    Sin embargo, uno nunca aprende. Es más, cuántas veces me ha ocurrido que los libros en apariencia más sencillos esconden magnífica literatura… y viceversa, que los libros más aclamados a mí dejan frío por completo.
   
    Pero sobre esto habría mucho que contar y ahora estamos con Gente simpática, el libro de Esteban Gutiérrez. Apenas comencé a leerlo, advertí su estilo sencillo (que no descuidado), conciso, directo a la verdad sin entretenerse en retóricas.
   
     Quizás porque (es lo segundo que uno advierte) este libro está cargado, repleto de verdad y no le hace falta adornarse con metáforas. Se sostiene por sí mismo, sin artificios. Es auténtico desde las palabras iniciales de Irurzun, el otro antologuista del libro que originó todo esto: “Todavía sigo tocando la guitarra eléctrica con una raqueta de tenis”.
   
    De la misma manera sincera, y sin cloquear ni infatuarse de nada, toma la palabra poco después Esteban Gutiérrez para contar al lector que él llevaba, en sus tiempos rockeros de juventud y con el seudónimo de “Baco”, un programa de radio en el que se sentía pleno, pero la vida poco después, con su búsqueda de una seguridad laboral, con sus obligaciones familiares y todas esas cosas tan serias, le obligó a estabilizarse (o a estabulizarse) y dejar aquel viejo seudónimo de “Baco” para, todo lo más, sus incursiones literarias.
   
    Hasta que la idea de hacer una antología de cuentos escritos por rockeros le hizo desempolvar por completo aquel viejo alias y colgárselo al cuello con todas sus consecuencias.
   
    En otras circunstancias, la crónica de la gira de presentación del libro habría sido un mero censo del mundo del rock subterráneo (o alternativo o suburbial, todo sea dicho sin ánimo de ofensa), una especie de “pasar lista” que no tendría mayor interés.
   
    Pero es precisamente esa vuelta de Baco, esa ilusión, ese asombro renovado, ese entusiasmo —que no por nada decían los antiguos que era “el toque directo del dedo de los dioses”— que embarga al autor lo que hace de este Gente simpática un libro diferente, genuino y de gran calidad.
   
    Porque el autor sabe comunicar su arrebatamiento al lector, compartirlo con él, y gracias a eso es que contemplamos a los rockeros que van subiendo y bajando del escenario con esa admiración que se merecen, como tipos que no han renunciado a la verdad “báquica” y no les importa sobrevivir con lo mínimo, pero con la seguridad de no haberse traicionado.
   
    Es por esa fascinación bien transmitida por lo que devoramos cada uno de sus gestos, de sus palabras, de sus risas, admirados todavía, como el autor, de que nos hayan permitido compartir esos momentos con ellos…
   
    Nadie piense, sin embargo, que todo se reduce a un estúpido y prolongado “momento fan”. Si de algo, pese a todo, le ha servido a Esteban Gutiérrez/Baco su estancia de tantos años en el mundo digamos “reglado” es para retornar a su fiebre juvenil casi olvidada con el pleno convencimiento de lo que está haciendo.
   
    No deslumbrado ni hipnotizado por la figura del tipo que se sube un escenario algunos metros por encima de nosotros y nos puede parecer un gigante. Al contrario, el autor conoce lo que es la realidad: la dureza de los viajes, el comer de menú; de vez en cuando, por ejemplo, echa un ojo al puesto de libros que hay a la entrada y sabe que no se están vendiendo como él querría, tiene miedo a veces de entreabrir el telón antes de un concierto y contemplar la sala vacía, sabe, incluso, que hacia el mismo Irurzun a quien ahora abraza de la forma más amigable pudiera sentir antipatía o algo así si tuviese que convivir demasiado con él, porque así pasa a menudo en la vida…
   
    No, el autor no engaña a nadie, no edulcora nada, en ningún momento carga las tintas en sentido positivo.
   
    Todo es verdad en este libro: la admiración del autor por el mundo que describe, su pasión, también su estilo y por supuesto esos instantes de poesía: no veía el momento de traer aquí este fragmento, escrito con ocasión de un viaje de la gira, cuando el autor se detiene un momento y mira en torno a la naturaleza:
   
    …Mientras fumo me acuerdo de esos otros espectáculos naturales, del mal embravecido que recarga mi alma de energía, de puestas de sol sobre el agua que me invitan a cumplir los sueños por la noche, de tardes de lluvia que tienen la facultad de abrirme los pulmones y meterme saudade por los ojos, de bosques de umbría en otoño, capas de colores, hayedos, que me colman de misterio…
   
    Soy un lector afortunado. En poco más de un mes me he tropezado (esa es la palabra) con dos libros magníficos: El corazón de la besana, que reseñé en este mismo diario hace poco, un recorrido por las costumbres más genuinas del Sudeste español, y ahora este Gente simpática, ambientado en el mundo del rock irreductible.
   
    Ambos son libros cargados de verdad que apenas si llegaran a leer unos pocos, pero estoy seguro de que todo iría mejor si fueran estos libros lo que ocuparan los escaparates y no tanta novela de imberbe o tanto manual tontorrón de autoayuda.
   
    Miguel Baquero
   
   
    Ficha técnica:
   
    Título: Gente simpática (The Sympathy Tour)
    Autor: Esteban Gutiérrez Gómez/Baco
    Edita: Ateneo Obrero de Gijón (colección Zigurat)
    220 páginas 

Quiero dar las gracias en público a Miguel, no solo por la reseña y por el apoyo que siempre me ha mostrado, sino por haber sabido ver que la historia de Baco es la que sustenta el libro fuera aparte de las intimidades en los conciertos y presentaciones o las anécdotas de cómo se gesto este proyecto de cuentos rockeros. La historia de Baco, un joven que lo tenía todo sin tener nada, simplemente haciendo lo que le gustaba hacer, y que dejó escapar aquella felicidad para poder sustentar una familia, creándose obligaciones y deberes inexcusables, para dejar atrás, en el pasado, al personaje que desentierra en "Gente simpática" y que es en verdad quién le da la vida, quién le otorga fuerzas ahora para seguir adelante, para luchar y conseguir sus propósitos, que ya no son "ser más y mejor", sino saber disfrutar del camino, sea este el camino que sea. Esa es, en palabras de Miguel Baquero, "la verdad".

7/3/14

Otoño: Un poema de "ARDIMIENTO" (la ilustración es de Quino Romero)



OTOÑO

He salido
un rato
a fumar
a la calle.

Llueve,
no mucho,
pero llueve,
y empieza a oler
a otoño.

He sonreído
y luego
he cerrado los ojos
para respirar        mejor

ese olor

a libertad.