El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

10/7/08

Gsusbonilla : El Forro

Cuando los de ESFERAdeLETRAS invitamos a Gsus Bonilla a participar en el recital En Carne Viva, tan sólo lo conocíamos de haberlo oído recitar en Illescas, en aquel Poesía en los Bares que el Kebran organizó y que fue la repolla. Así que, algo nos hizo pensar en él, algo relacionado con su poesía.
Cuando vino ese 30 de mayo, tuvo el detalle de traer consigo un ejemplar de El Forro para regalar a la asociación. Me lo pedí para leer y hoy lo he acabado.


Decir que para Gsus Bonilla la poesía es vida no es decir nada si ya lo conoces o es decirlo todo si no sabes nada de él. Así que, está fácil: poesía = vida, o, jugando con sus palabras: poevida, literavida, escrivivir.

No es extraño que uno de sus proyectos, que implica a muchísima y muy variada gente, se llame, pues, La Vida Rima.


Gsus Bonilla practica con el ejemplo y todo su poemario primero, El Forro, es vida. La vida de un joven de vallekas (aunque sea nacido en Don Benito, Badajoz, se considera de Madrí) que habla de la felicidad, de mamá, de droga, de soledad, de silencio, de almas, de pajas, de preguntarse qué coño hacemos aquí... Más de setenta maneras de vivir (¡saludos, Rosendo, de los dos, del Gsus y míos!).


Si algo se desprende de este poemario es el amor a la literatura, la devoción únicamente por la palabra, la entrega en cuerpo y alma a la tinta, no sé decirlo mejor pero podría escribir de ello un poema, seguro que diría él.


Como son muchas las propuestas, os dejo con alguna que me gustó especialmente.


EL NO POEMA

Sé que si escribo:
de flores y mieles
de amor y de viento
de ángeles y árboles
de ti y de mí,

el osado lector
en su subconsciente
imaginará
un mundo
bello
y
valiente.

No es menos cierto,
si el paisaje
que ahora describo:

de dolores e hieles
de infierno y deseo
de penes y dientes
de puta y borracho
de ti y de mí,

el osado lector,
en su mente,
imaginará,
que mi mundo bucólico
no es menos
bello
ni
más valiente.



JOVENCIDO (un canto amargo)

Poder seguir siempre tu camino,
control, crucero;
adiós muchacho
guitarra y surco.
Dados,
muy dados, y echados; mis reinas no salen, hoy no.
Secar la humedad después de aguar la fiesta, el vino,
mal beber querido mío, mala mar, mal amar.
Ya no sueño con cristales rotos de las gafas que usabas a los 13,
la última vez que te partí la cara.

Vayas dónde vayas vaya contigo ningún obstáculo,
ni el miedo, ni el pensamiento,
ni una vida madre que recrimine tu desgracia.

Mi calle fue asfaltada de transparente visionado de futuros,
de posos de café, de nata con ella,
y un siempre con alma vestida de domingo ofreciéndome ostias.

Importa una mierda un corazón con mil versiones diferentes,
todas originales, eso sí,
tapizado en piel con pintura metalizada de serie;
el mejor de su categoría,
invisible ante los ojos de aquellos individuos que escribían:
“HOMBRES DE PROVECHO” por todas las paredes.

Horas extras, alguna ñapa o cambiar el turno a los recuerdos
para perdurar en la memoria nuestra alegre juventud;
memo look adolescente comiéndole la polla al mundo,
pequeñas desgracias del día a día cual de cada uno.

La rabiosa mirada me salva el pellejo,
aunque algún golpe sigo encajando,
no me duelen más dolores que los de mí ella.

Ella, que sabe sujetar el alma como nadie,
porque nadie es especialista en sostener almas como ella,
Ésta vida que me traza los desniveles ahora.
Sé, si tengo alguna deuda no es con el pesado pasado que pienso, no, no es.
Sí, en cambio, sí lo es, y la tengo, con este futuro que me acompaña
a diario con todos sus días,
incluidas sus noches, sus mañanas, sus sonrisas, sus lágrimas.


Tanto El Forro (te recomiendo su compra) como al propio Gsus Bonilla podrás encontrarlos en el Bukowski Club, el antro de Carlos Salem, acodado en la barra –Mónica a su lado, un besote– con un tercio de cerveza en la mano y buena conversación en la cabeza. Hables de lo que hables con él, todo acabará siendo poesía.


© BACØ, 2008

3 comentarios:

Ada dijo...

Poemas de vida, de la vida de cualquiera con los que todos nos identificamos en algún verso y lo hacemos nuestro, parece escrito desde nosotros y para nosotros.
Poemas que escuencen y curan.
Un beso Jesús, me encanta tu libro.

BACO dijo...

Y una ronda de mahou...

gsus dijo...

estoy a cerocoma
de pirarme
que a mi entender
a un merecido descanso;
se q ando un poc perdido
últimamente y necesito un sueño
reparador
voy a empezar a buscarlo x lisboa
y luego seguire el camino que me
marque la conciencia
en fin que en un mes
prometo seguir dando la tabarra

y bueno
deciros que

"el privilegio de ir amando
entre años, entre inviernos;
la fortuna de encontrarme sonrisas nuevas
en los bares, en las calles;
perder años mientras gano amigos.
la recompensa con la que me premia la vida
mientras vivo."

va x gente como ustedes
bsos
y abrazos.