El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

24/10/07

BAJO LA MESA

Vibraba con cada gota.
Agitado.
Expectante.
Anhelando sentir una nueva lágrima de té ardiente
sobre mi cuerpo desnudo.

Y después,
unos instantes más tarde,
aquella lengua de colibrí que recorría toda mi geografía carnal
en busca del dorado,
que lamía cada pliegue,
cada espacio de mi piel.

Suave,
delicada,
me estremecía cuando descendía por mi vientre
entre hipos, risas y aullidos.

A ciegas en la locura buscaba asir aquel cuerpo aceitado
que rezumaba placer.
Y,

si aquella taza volcada dejó de gotear,
nosotros,
guarecidos bajo la mesa de la cocina,
ya estábamos fundidos en un mar
de semen, saliva y sal.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Poema que rezuma sentimiento, sexo por la otra persona. Escrito con elegancia, delicadeza en lo erótico sin caer en un vulgarimo. Sinceramente, le doy mi enhorabuena.

Shoumila dijo...

Sabía que te gustaba el té. Ahora sé el motivo. Muy bueno.

Ada dijo...

Veo que sabes de otras ceremonias para tomar el té Quizá me apunte algun curso intensivo en el que se practiquen ciertos rituales. Muy buena la combinación se pasión, sexo y juego.
Un beso.