El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

1/1/10

El poemario del mes: "Tic Tac, Toc Toc", de Isabel García Mellado


Tic Tac Toc Toc
De Isabel García Mellado
(Ed. Ya lo dijo Casimiro Parker, 2009)

Por María Jesús Silva

El poemario está construido en verso libre. Dividido en dos partes: Antes de la guerra y Mi patio de atrás. Ambas partes tienen vida propia, quizá alguna referencia difuminada en la que coinciden algunos versos, pero están definidos por secuencias diferentes.

Antes de la guerra es un recordatorio de personas, de sensaciones, de necesidades, de querer ser... Todo ello es lo que cimienta el presente desde donde escribe la autora.
Mi patio de atrás es crecer en lo que ha vivido y sentido, sin olvidar, dar pasos teniendo muy cerca los sentimientos en los que ha evolucionado.

La figura retórica que aparece de una forma perseverante en todo el poemario es la repetición simple, seguida de la anáfora. También la enumeración y el polisíndeton es una constante en la estructura de los versos, se apoya en ellos para reforzar la imagen.

Ej:
no me siento frágil cuando soy yo misma
y no soy de esas que abrazan
cuando ya es muy tarde
y no apetece
y la noche se ha ido de paseo
sin ti
por madrí

escuchar es algo
que va más allá
de tu ombligo, de tus ganas, del espejo

si pretendes romperme
para poder recomponer mis pedazos a tu modo
te advierto que corto

mientras,
entender es una cuestión de un segundo
que el siguiente no es lo mismo
(lo demás, es ir de listo)

El epifonema aparece en algunos poemas de una forma clara, cerrando la afirmación en la que se basa y en otros de una forma ambigua, como un final que podría continuar.

Ej:
las sombras de una vida mejor
son fantasmas que me asustan
con la voz de otro (...)
una vida mejor es esto
una vida mejor es dejar de recaudar promesas
y empezar a exprimirnos al jugo de lo que somos.

En muchos de los poemas aparece la paradoja, dos pensamientos que parecen irreconciliables.

Ej:
estoy cansada de luchar
contra la lucha de mí contra mí misma
estoy cansada de pensar en todas esas cosas
que me vuelven sombra y me marean
estoy cansada de confiar
estoy cansada de cansarme
de querer y de remar
de no hacer y de quemarme
de perder y de ganar
de que la vida se acabe
de salir y de entrar
de irme y de quedarme
de volar, de envidiar, de oler a gris o a verde oscuro (...)

También vemos la pregunta retórica.

Ej:
¿qué se hace cuando se cae el teatro entero
y tú eras un sueño perdido entre las butacas rojas (...)?
¿qué se hace cuando el lugar del mundo ya
no es lugar ni es mundo(...)
cuando estalla todo y ya nadie alcanza a curarlo?(...)
¿alguien sabe lo qué hay que hacer ahora?

La optación aparece en sucesivos poemas.

Ej:
si pudiera conseguir
que dejen de estallar piedras en las venas
y emplear el dolor en algo más(...)
si dejara el estómago de ahogarse
en las olas crueles como secretos
y pudiéramos volver a confiar en algo
quizá
el corazón podría salvarse.

Los verbos más utilizados son el presente, el imperfecto y el presente futuro.
Abundante adjetivación, tanto descriptivos como explicativos y calificativos.
Varían los versos largos entre mezclándose con los cortos. Encabalgamientos como forma de unión entre un verso y otro.
Ausencia de elipsis, todo está dicho de una forma clara y detallada, nada queda en silencio.

Opinión personal:

La poeta camina arropada por las gentes y los sentimientos que han ido dando forma a lo que es y a donde quiere llegar a estar. No admite el retroceso, no hay titubeos. Es una mezcla de adivinanza en la que nos va dando pistas de lo que siente y cómo lo siente, y una clara afirmación de cómo no será relegada la persona que se ha construido, por nada ni por nadie. Te puedes unir a ella o te puedes quedar afuera, ella sigue camino. Si te unes, entras en su círculo lleno de contradicciones, de disparates, de subidas y bajadas. Si te apartas, te abandona. Me ha gustado las idea tajante, afilada, casi cruel en la que proyecta lo que siente y lo que quiere vivir.



Tic Tac, Toc Toc
Isabel García Mellado

Editorial Ya lo dijo Casimiro Parker, 2009


Ofrece tu rostro a la lluvia
Por Esteban Gutiérrez Gómez

A Isabel le gusta mojarse. Igual que al pardao de Los suaves, le gusta que el agua resbale por su cara mientras los demás agachan la cabeza y buscan el resguardo que les cobije del mal de la lluvia.
Isabel es agua, es mar.
A Isabel le gusta dividirse en dos y ofrecerse, le gusta ser siempre niña, ver el mundo desde una perspectiva diferente.
A Isabel, esponja marina, le gusta empaparse de vida.
Isabel no admite tornos ni fresadoras que la pulan, no admite imposiciones de qué hacer con su vida, no quiere que nadie marque su camino, ni quiere cambiar su forma de ser.

Isabel-es
diamante y acero,
es lluvia y es océano,
es cachito de pan.

Tic Tac, Toc Toc es entonces una confesión, un proyecto de vida. Isabel García Mellado, a corazón abierto, nos muestra sus entrañas, su alma de niña sincera, la bandera de su reino que nunca querría que dejase de ondear sobre su cabeza. De ahí que el poemario destile fuerza, visceralidad, franqueza. Cuando Isabel quiere decir que le gusta follar, dice exactamente eso, que le gusta follar. No quiere metáforas que desvirtúen el sentido con palabras diferentes. Isabel, pequenyita, escribe sus pensamientos con letra naif. Un poco como ella, provoca ripios y rimas con los que desafiar al mundo, demasiado hipócrita para querer entender las cosas cuando se las llama por su nombre.

Las meditaciones sobre el tiempo (el paso del tiempo, el control del tiempo, los recuerdos), sobre el amor (entender al amor, dejarse llevar por él afectándose lo mínimo posible aún sabiendo que la huella es inevitable), el sexo (diario, continuo, apasionado, tranquilo, necesario) y su yo (la autoafirmación de estar conforme con ser quién es) son temas recurrentes en este poemario.

Dividido en dos partes, Antes de la guerra y Mi patio de atrás, Tic Tac, Toc Toc es una propuesta literaria novedosa y atractiva que les recomiendo si no son puristas o talibanes de la POESÍA. Si lo son, quizá algún día se arrepientan de no haber leído este poemario, cuando les pregunten por una mujer menuda, con ojos de gato, que siempre sonríe y que tatúa sus intestinos con versos para evitar su timidez.



yo no sé del tiempo
sé de los lazos que me unen contigo
de las raíces que me atan a la tierra
de otros ojos que gravitan en los míos
qué bien suena decir kerouac y allen ginsberg
qué bien suena decir que sabemos del tiempo
pero yo no sé del tiempo

sé de momentos compartidos
de la soledad del miedo
de lo que me gusta el frío los domingos
sé de minutos, como mucho, pero no sé del tiempo

sé de quedarme aunque no hable
sé de esperarme (de escalofríos)
sé de cansarme del camino
pero no, lo siento, no sé del tiempo

******************

que no, niña, que no
que a ti lo que te pasa es que no saben quererte

que no, linda, que no
te huelen ni te calman ni te auroran
que no te esperan
que no te escuchan
que no (qué típico) te entienden

que ni te pintan colores ni te vuelven oración
ni te cantan por las noches pura desesperación

que no te dicen que tu barriga es la más bonita y llena
que no te acarician las tetas como es debido

que no te besan la nunca
ni te empujan los días como cometas
ni te compran un nada
para que puedas ser libre

que se te ha olvidado
cómo eras justo antes
de oír las primeras palabras
y de que se posaran éstas
en las plantas de tus pies
para tejerte una sombra que no te deja
ni cuando te cortas el pelo
o te escondes detrás del sillón violeta

que ya no estás para fiestas de 2 días
ni pa dejar el tabaco
que las piscinas ya te huelen a cansancio

que se te olvida
cara guapa
cosa fina
que para derrapar nos sobran charcos
que para deshojar nos falta vida

sal llorando
pídete el bando de los piratas
tira besos con la mano
y despídete de las faldas que te estorbaron

que no, preciosa, que no
que a ti lo que te pasa
es que nadie te ha querido como tú te mereces

*****************

he aprendido a agradecer
que te traigan la verdad aunque sea fea,
tod@s lo hacemos del mejor modo que sabemos.

ahora sé que alguna gente no es tan buena

pero que el mundo está lleno
de piedras y de notas de música.

romper un árbol no va a salvarnos de nada:
ni de la culpa, ni del error, ni de la muerte

quizá sólo nos queda seguir andando
y confiar en que tod@s lo haremos
del mejor modo que sabemos y además
intentaremos saber el mejor modo de hacerlo

****************

podría volverme cuerda tranquilamente,
“hacer las cosas bien”
pensar antes de hablar
dejar de ser intermitente
beber menos
follar con calma
o desbarrancarme por mis sueños
podría ser normal
no llorar sin razones
o extrañar de repente a un amig@
con ese ansia de quién necesita su antídoto
no tener ese idilio a escondidas con las olas
y no quedarme sola cuando me da la gana
porque es que el cuerpo me lo está pidiendo a gritos
podría volverme cuerda tranquilamente
y dar explicaciones de lo que hago
y tener un motivo para todo
y dejar de imaginarme la vida a mi manera
podría destrepar lo que ya soy
pero es que entonces
dejaría
de ser
yo


5 comentarios:

Voltios dijo...

buen libro

Luisa dijo...

Baco, tu presentación de Isabel es simplemente poesía. Pude conocerla en el recital de Fuenlabrada y me pareció todo eso y más.
Vuestro análisis es bastante completo. Acerca al lector a comprender un poco más a los autores y cómo es ese mundo que nos muestran. En éste, en concreto, se palpa la fuerza y la fragilidad del alma. Acero y plumas.

Me ha encantado.

Un beso.

BACO dijo...

Feliz año, compañeros.

Sin duda, hay que ir a uno de sus recitales y disfrutar de su poesía en vivo.

bxs y abrzs

isabel dijo...

muuuchas gracias, muchas!!



mua

tayler durden dijo...

le dejé el libro a uno de esos "talibanes" de la poesía, un cliente muy majo pero con el que siempre discrepo en el partido de futbol de las letras. no le gustó, claro. pero pensé lo mismo que tu has escrito por aquí, algún día se arrepentirá de no haberse sabido mecer entre las líneas de esta "pequeña" obra maestra.
porque si hay una cosa que tengo clara, es que la poesía pone a todos en su sitio. e isabel, ya tiene uno muy bueno reservado para ella.