El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

21/12/09

Un poema de Batania



Batania es el faro poético de Madrid, los reflejos tornasolados sobre las aceras recién regadas (el con qué lo ponen ustedes) de la poesía, de toda la buena poesía. Cualquiera de sus numerosos blogs (empezando por Diario de un poeta neorrabioso y terminando por su Poesía mundial de la A a la Z) merece la visita diaria si quieren vivir literatura intensamente.


El viernes 18 se celebró en el Buko la presentación del nº4 de la Revista Pro-Vocación, que coordina y se curra el también polifacético y genial Escandar Algeet (atención a su próxima propuesta literaria, Alas de maryprosa, editada por Ya lo dijo Casimiro Parker). El caso es que allí nos juntamos un puñado de locos por la literatura, leímos cosas de la revista y cosas nuestras y todo iba sobre ruedas hasta que el inmenso Batania subió al escenario y declamó (apenas lo leyó, se lo sabe de memoria) esta maravillosa oda "amorosa" a su compañera Iratxe (besos, amiga).

Aunque ustedes disfruten de este poema, ni se imaginan lo que es poder escucharlo en directo, de los labios de su autor. Baste decir que nos rompimos las manos a aplaudir y que las carcajadas eran mareas. Siendo de esos recuerdos imborrables que necesitan exorcismos reparadores, le pedí que me lo enviase para poder releerlo, para volver a vivir ese momento por un instante, y luego hacerlo expansivo a ustedes en este blog de modo que la posesión se diluyera entre los pensamientos de todos.


Aquí está este

Iratxe (nuevamente)




La que muerde el candado hasta que saltan las puertas de la noche.
La que descubre caimanes en el zumo de naranja.
La de labios Iratxe.
La de besos Iratxe.
La que besa mestiza. La que besa rufiana.
La que besa de cerca, tan cerca que deja a la vista sus costuras y las grapas de plata que esconde entre la lengua y el corazón.
La que amenaza (1) ten cuidado podría cambiarte por el que quisiera.
La que insulta.
La que insulta de nuevo.
La que insulta por tercera vez.
La que se enfada conmigo y hace flanes de lágrimas.
La que se enfada conmigo y machaca perejil en el mortero.
La que machaca el perejil con tal rabia que al final siento pena por el pobre perejil que soy yo.
La que amenaza (2) tú no eres Batania yo soy Batania yo te he inventado tú qué te crees.
La chica número uno.
La chica número dos.
La nueve y mil. La diecicuatro. La treinta y quince.
La que siempre me recuerda el daño que podría hacerme sin fijarse demasiado.
La que arroja el vaso contra el suelo y el vaso no se rompe, el suelo no sangra, y triunfa ella y su vestido blanco, y me paso la tarde recogiendo mis añicos.
La que amenaza (3) desgraciado la poesía te va a destruir y no pienso cuidarte en el manicomio.
La que tiene una carita que es un tigre de viento.
La que tiene una carita que es un barco de viento.
La que tiene una carita que es un jilguero.
De viento.
La guapísima. La bellísima.
La tu madre de dios hijaputa qué ojos.
La que tiene unos ojos que los miras y aparecen ciervos azules copulando.
La que amenaza (4) que no me entere que ninguna te llama Alberto.
La que no se deja hacer.
La que no se deja podar.
La que no se deja.
La que me rompe de púas.
La que me púa de erizos.
La que me saca el ombligo de quicio.
La que me saca los nervios los hígados.
De quicio.
La que amenaza (5) ten cuidado he visto demasiadas pollas en mi vida para ser una mujer honrada.
La que adora a los hombres.
La que adora a los hombres como a los perros, sólo si se dejan tocar.
La putísima. La zorrísima. La torcida de ojos.
La que no desprecia al macho con gorriones en el pecho.
La que se mira al espejo y el espejo le dice tú.
La que se pregunta y la respuesta le dice tú.
La que se compara y la respuesta le dice nadie.
La oceánica Iratxe.
La volcánica Iratxe.
La melenosa. La perfecta. La cien escaleras. La inverosímil. La soñadora.

La que está conmigo y no con vosotros.

6 comentarios:

Abel dijo...

esa lectura es de lo mejor que he visto en cuanto a literatura en mi vida.

Un saludo amigo

chema barredo dijo...

otra más que me pierdo y van...
en cualquier caso te deseo lo mejor para el 2010,
salud y suerte
un abrazo
Chema

Voltios dijo...

yo este ya lo conocía y es la caña.

BACO dijo...

Grande este Batania, señores
Abrazos a los tres

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
BACO dijo...

Acabo de eliminar un comentario anónimo y ofensivo que califica a la persona que lo ha escrito